Hace una semana  uno de los icebergs más grandes jamas vistos se desprendió de la barrera de hielo de la península Antártica. En 1995 se colapsó una primer parte, luego otro pedazo en 2002 y ahora en 2017. Pero realmente, ¿De qué manera nos afecta esto?

LARSENCHANGE

Cuando los icebergs se desprenden de la masa de hielo principal, no generan un cambio global inmediato. El nivel del mar no sube debido a que el hielo ya se encontraba flotando sobre el agua desde antes del desprendimiento, por lo que al derretirse no aumentará el nivel del mar. Es como cuando tienes un vaso de agua con hielos, cuando éstos se derriten no cambian el nivel del agua.

La preocupación está en que el continente Antártico queda más desprotegido cada vez que se desprenden los icebergs, lo que ocasiona que los grandes glaciares que se encuentran sobre tierra firme vayan perdiendo soporte de los lados y sean más vulnerables a colapsarse.

SantaCruz-Spegazzini-CaidaAnimation

La pérdida de estos glaciares sí genera grandes cambios en el sistema climático. Al colapsarse, el agua contenida en los glaciares que antes estaba reposando en el continente se va hacia el océano, aumentando el nivel del mar. Además, al perder cobertura de hielo, la tierra queda descubierta, lo que hace que los rayos del Sol no sean reflejados hacia el espacio de manera tan eficiente y en lugar de eso son absorbidos por la superficie de la Tierra y aumentan la temperatura, causando a su vez que el hielo de los alrededores se derrita más rápido y haya más tierra descubierta.

Los desprendimientos de las capas de hielo son un proceso natural que ha existido desde antes que el humano, pero éstos se han visto acelerados debido a que vivimos en un planeta cada vez más caliente.

Recuerda que tú sí puedes hacer algo al respecto y que estamos a tiempo de frenar y adaptarnos al cambio climático como sociedad. ¡Comparte, concientíza a tu comunidad y actívate!

 

 

Advertisements