Las cuencas oceánicas son aquellos grandes recipientes donde el planeta guarda la mayor parte de su agua. Los delimitantes de los recipientes son ni más ni menos que los continentes, así que el agua se mueve por donde los contientes la dejen, esa es la premisa, se escabulle por cualquier abertura por pequeña que sea.

Esta es la historia de cómo el Istmo de Panama se cerró hace 4 millones de años, lo que desató un cambio en las corriente marinas y una serie de condiciones que permitió tener glaciaciones en la Tierra.

Pero ¿sabes qué es lo más interesante de todo? que si las corrientes oceánicas no hubieran cambiado de dirección debido a que e Istmo se cerró, seguramente tu no estarías leyendo esto…

¡Descubre la importancia de los oceanos en este episodio de Planeteando!

 

 

Referencias:

Gerald H Haug and Ralf Tiedemann. Eect of the formation of the isthmus of panama on atlantic ocean thermohaline circulation. Nature, 393(6686):673-676, 1998.
Alan M Haywood, Harry J Dowsett, Paul J Valdes, Daniel J Lunt, Jane E Francis, and Bruce W Sellwood. Introduction. pliocene climate, processes and problems. Philosophical Transactions of the Royal Society of London A: Mathematical, Physical and Engineering Sciences, 367(1886):3-17, 2009.
Meave G Leakey, Craig S Feibel, Raymond L Bernor, John M Harris, Thure E Cerling, Kathlyn M Stewart, GlennWStorrs, Alan Walker, Lars Werdelin, and Alisa J Winkler. Lothagam: a record of faunal change in the late miocene of east africa. Journal of Vertebrate Paleontology, 16(3):556-570, 1996.
ME Raymo, B Grant, M Horowitz, and GH Rau. Mid-pliocene warmth: stronger greenhouse and stronger conveyor. Marine Micropaleontology, 27(1):313-326, 1996.
Steven M Stanley. Earth system history. Macmillan, 2005.
Elisabeth S Vrba. The fossil record of african antelopes (mammalia, bovidae) in relation to human evolution and paleoclimate. 1995.